Esas ramas altas

$400
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Editorial Ciudad Gótica Mendoza 1184, piso 1 oficina 2, CP S2000BHX Rosario, Santa Fe, Argentina. Atención de Lun. a Vie. de 9 a 16 hs.
    Gratis
Compartir

de: Jorge Isaías

Número de páginas: 88
Peso: 80 grs
Formato: rústica 20 x 13 cm
Edición 2013
Idioma: castellano
ISBN: 9789875972339
Editorial: Ciudad Gótica

Esas ranas altas: "Ojo avizor de pájaro temprano o tardío, siempre en otro sitio u otro tiempo que no es el del vuelo. Agazapado en una mirada en que las cosas cobran vida por el solo hecho de ser miradas. El crepúsculo echa su llamarada detrás de las casuarinas al nacer del río y de la vida.
¿Cuándo podrá tener fin este silencio empecinado en afilar sus dientes y amenazar con el olvido?
Nunca Isaías permite que el olvido desdibuje sus imágenes. Las ramas altas, las más nítidas, las más jóvenes, las que pueden contemplar la mejor vista y restaurar el misterio de los pájaros que allí anidan, con sus desvelos y secretos.
Pero a esos pájaros les ha llegado de visita una golondrina, aquella que podrá hablarles de otros mundos y hacerlos soñar con bosques y praderas. También, el llanto de un niño puede llegar hasta las ramas más altas, o tal vez, el calor del sol o del fuego. Ramas que no van a ninguna parte, sólo se dibujan en el árbol, lánguidas y delgadas para soñar con otros vientos.
También el fuego como el amor encuentra refugio en ese árbol y transforma la fisonomía de las cosas. Sólo es posible ser árbol si a través de esas ramas altas puedo divisar el cielo. Ser rama permite al niño trepar y descender bruscamente para luego huir y encontrarse con los ojos y las manos curativas de una madre que engarza primores, guardapolvos y abrigo en una máquina de coser.
Si supiéramos que en esas ramas altas se esconden los néctares más puros y esenciales del alma humana, habitaríamos en ellas para siempre, nuestros ojos se llenarían del rocío sutil de las mañanas en que el fuego se oye arder en un murmullo crispante sin quemamos." ANA BUGIOLACCHIO