Desde hace 26 años junto a ustedes. Cada vez más cerca. Cada vez mejor.

Desde Freud/Einstein - El objeto "a" (Error anacrónico en Lacan)

$360,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Compartir

de: Ricardo Laluce

Número de páginas: 140
Peso: 150 gramos
Formato: rústica 20 x 14
Edición: 2018
Idioma: castellano
ISBN: 978-987-597-363-3
Editorial: Ciudad Gótica

 

Todo está jugado en el uno, en lo único, en el objeto «a», es decir, en el eslabón primero de la cadena significante. En la medida que se conciba a éste como único en el sentido absoluto que se le da a este término, el mismo deviene en un agujero y consecuentemente será el psiquismo humano un sistema binario tal cual se desprende de la enseñanza de Lacan. Sólo que, desde el marco teórico que posibilita la teoría de la Relatividad de Einstein, el objeto «a» no constituye una unicidad absoluta, no es único «absoluto y sin fisuras», sino que se  trata de una entidad dual, esto es, es único por su impedimento de ingreso al campo simbólico, pero a la vez es fluctuante conforme al sistema de coordenadas en el cual el mismo es aprehendido. Desde esta posición ideológica autorizada por la ciencia, será el objeto «a» el lugar de dos significantes absolutamente condensados, sobreimpresos y en situación de esto, la estructura psíquica humana se verifica en la admisión de tres significantes que cuantitativamente valen como dos. Finalmente, cabe destacar que sólo desde aquí se hace posible trazar una clara línea demarcatoria (desde lo formal estrictamente hablando), entre el psiquismo humano (sistema ternario) y la maquina cibernética (sistema binario).

El estructuralismo ortodoxo con Saussure - Lévi Strauss - Jakobson - Foucault entre otros y el estructuralismo desarrollado por Lacan que es una mera derivación del mismo, concluyen ambos en una sentencia en común que es: La imagen no existe. Este ensayo previo paso de la rectificación del estatuto del objeto «a» conforme lo exige la Relatividad de Einstein demostrará lo siguiente: No solo que “La imagen existe” sino que es el alimento esencial del alma humana. Desde ya que evidenciar desde el psicoanálisis la existencia de la imagen, no es otra cosa que amalgamar de manera perfecta la Ciencia y la Fe. Más aun, solo desde acá se hace posible la aceptación plena del mandato de Freud sintetizado en esta frase: «Profundamente los sueños no son otra cosa que una forma particular de pensar». tema binario).